Get Adobe Flash player

Programa de Atención para Adultos Frágiles

Este programa está destinado a la población adulta mayor. Está diseñado para mejorar la calidad de vida y lograr un descenso en el número de eventos adversos.

 

Su objetivo es detectar aquellos adultos mayores que presentan riesgo de sufrir algún problema de salud prevenible. Se evalúan ciertas condiciones psicosociales que han demostrado tener correlación con problemas de salud de la tercera edad, tales como caídas frecuentes, mayor número de internaciones, mayor número de enfermedades crónicas e incluso mayor mortalidad.

 

Para ello se utiliza un simple cuestionario telefónico, el que permite identificar 7 categorías de riesgo. Se realiza  además un test de calidad de vida, para controlar la mejoría que se logra luego de implementar las intervenciones programadas para cada grupo de riesgo.

 

Estas  intervenciones consisten en acciones específicas propuestas para los pacientes en cada categoría, haciendo especial énfasis en las categorías más vulnerables y con condiciones de fragilidad.

 

Intervenciones en adultos mayores vulnerables y frágiles

El paciente de tercera edad requiere un enfoque clínico especial, que tenga en cuenta los aspectos intrínsecos del envejecimiento fisiológico, la disminución de la capacidad funcional y el aumento de su vulnerabilidad ante situaciones de estrés o enfermedad.

 

En ese sentido, el anciano frágil representa una persona con un extremo grado de susceptibilidad, y con alta probabilidad de perder su independencia para realizar tareas de la vida diaria y de empeorar su estado de salud.

 

Las intervenciones incluidas en el programa implican el abordaje de los grupos llamados “Vulnerable” y “Frágil”: aquellos encuestados con un resultado en el test de fragilidad de 4, 5 y 6 puntos.

 

Incluyen acciones generales para toda la población, y acciones específicas para las diferentes condiciones o patologías detectadas. Como parte fundamental para una adecuada coordinación de las acciones, se trabaja con un equipo interdisciplinario, y se dispone de tecnología para el monitoreo domiciliario para los casos más complejos.

 

Las intervenciones incluyen diferentes actividades, como por ejemplo:

 

- Intervención domiciliaria inicial

Consisten en visitas al domicilio de un asistente sanitario (trabajadora social entrenada) que realiza una exhaustiva valoración de los riesgos de caídas, cantidad de medicación indicada, presencia de enfermedades múltiples, hábitos alimentarios, capacidades psicomotrices e interés en participar de actividades físicas y recreativas. Esto se realiza con test medicamente reconocidos (3). También se toman algunas mediciones como presión arterial y composición corporal, utilizando monitores electrónicos portátiles.

Los resultados se registran “online”, en un software especialmente diseñado para ello, y se emite un informe de los potenciales problemas de salud detectados (por ejemplo interacciones medicamentosas, mal estado nutricional, riesgo de depresión, etc). Estos datos son procesados para seleccionar aquellos pacientes que requerirán acciones adicionales con mayor urgencia.

 

- Intervención médica

Consiste en la valoración geriátrica integral (VGI), realizada por médicos especializados. Se podrá efectuar en el domicilio en los pacientes (en condiciones especiales como amputaciones, hemiplejías, paresias, etc.) o en consultorio externo, a través de consultas programadas y organizadas a través de un Call Center.

 

- Intervención nutricional

Consultas nutricionales para trabajar aspectos relacionados con el mantenimiento de una masa corporal adecuada y la corrección de malos hábitos nutricionales.

El objetivo será mantener una correcta nutrición del adulto mayor, con un índice de masa corporal mayor a 20.

 

- Intervenciones recreativas

Las mismas serán organizadas preferentemente con ofertas existentes en la comunidad y particularmente con aquellas relacionadas con diferentes organizaciones existentes de los trabajadores de Luz y Fuerza.

1. Recreación Cultural y Artística: estas actividades no se presentan solo como espectáculo o actividad exclusivamente de diversión, sino como objeto de participación creadora y para ejercitar capacidades neurocognitivas. Por ej: talleres de plástica, coros, etc.

2. Recreación Deportiva: contempla programas de actividades físicas variadas que promueven estilos de vida saludables, la sociabilización, y trabajan capacidades motrices como coordinación y equilibrio. Por ej: deportes, gimnasia, tai-chi, yoga, etc.

3. Recreación Laboral: Agrupa actividades donde los pacientes ejercitan sus capacidades, a la vez que los hace sentir útiles y productivos. Por ej: jardinería, costura, bricolage, etc.

 

- Intervención fisiokinésica

Consultas con fisioterapia para realizar actividades de rehabilitación específicas o corrección de malos hábitos posturales.

 

- Intervención psicoterapéutica

Para los casos de riesgo de depresión (de acuerdo al test realizado), se indicarán las sesiones psicoterápicas correspondientes para identificar y tratar los problemas.

 

- Intervención educacional

A cargo del equipo interdisciplinario, mediante charlas educativas sobre diversos temas, como patologías crónicas y prevención, salud en general, talleres de intercambio generacional, etc.