Get Adobe Flash player

Sin TACC

 

ACTUALIDAD. Adultos, adolescentes y niños pueden tener celiaquía. A qué síntomas hay que estar atentos para diagnosticar y tratar la intolerancia al gluten contenido en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC).

 

El principio: ¿Qué es la celiaquía? La celiaquía es la intolerancia permanente al gluten, un conjunto de proteínas presentes en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC) y los productos derivados de estos cuatro cereales. La ingesta de gluten provoca una lesión de la mucosa intestinal causando una atrofia de las vellosidades del intestino delgado y de sus funciones en el aparato digestivo.

Estas lesiones alteran o disminuyen la absorción de los nutrientes de los alimentos: proteínas, grasas, hidratos de carbono, fibras, minerales y vitaminas, perjudicando la salud. Frente a esto, el único tratamiento es una dieta correcta sin TACC que no lesione el intestino y permita nutrir el cuerpo para un buen desarrollo físico y neurológico.

 

La celiaquía no es una enfermedad y la persona celíaca tampoco está enferma. Es una condición que tienen las personas de por vida. Puede aparecer en niños y adultos, y actualmente la incidencia es mayor en mujeres que en varones. Según la Asociación Celíaca Argentina, una de cada 100 personas puede ser celíaca.

 

Los síntomas de la celiaquía varían de acuerdo a la edad y pueden confundirse con enfermedades y malestares del organismo que pueden no estar relacionados a la intolerancia al gluten. Incluso, puede haber trastornos a nivel intestinal causados por la celiaquía y no presentar ningún síntoma. Por eso es importante prestar atención y acudir al centro de salud para consultar con un especialista y hacer los análisis correspondientes que determinen si se tiene intolerancia permanente al gluten.

 

Los síntomas varían de persona a persona, y entre ellos se destacan la pérdida de peso, diarrea, anemia, retraso del crecimiento y falta de apetito.

 

Cuidando el intestino

 

El gluten se obtiene de la harina de trigo, avena, cebada y centeno, y tiene la propiedad de aportar elasticidad a la masa de estos almidones. Entre sus propiedades, el glutenhace que los gases de la fermentación queden en el interior de la masa y el pan obtenga volumen, y que las masas horneadas queden esponjosas y elásticas.

 

Esta propiedad elástica y el bajo costo hace del gluten un ingrediente muy usado en la industria alimentaria. Sin embargo, las proteínas del gluten son de baja calidad y tienen poco valor nutricional.

 

Entonces, ¿qué se puede comer? Los celíacos pueden comer todo tipo de carnes, verduras, frutas, legumbres, huevos y hortalizas. Y tienen que eliminar cualquier alimento


que tenga entre sus ingredientes trigo, avena, cebada, centeno, y/o productos derivados de los mismos como el almidón, harina, pastas, panificados. Además, evitar los productos industrializados porque pueden tener gluten en su proceso de composición. Por ejemplo, puede estar presente en espesantes, colorantes, aromatizantes, almidones, etcétera.

 

¿Cómo saber qué comer si el gluten está en la mayoría de los alimentos? La Asociación Celíaca Argentina confecciona una Guía de Alimentos y Medicamentos Libres de Gluten para ser consultada por todos aquellos que necesitan llevar una dieta Sin TACC. Es elaborada a partir de la documentación que envían las empresas, y consta de certificados de alimentos inscriptos como Libres de gluten-Sin TACC, de acuerdo a las exigencias del Código Alimentario Argentino (CAA). En Argentina y a nivel mundial, celíacos y familias han organizado comunidades locales y digitales en las que se comparten noticias, eventos, recetas, marcas, dietéticas, para que la información esté al alcance de todos.

 

Contaminación cruzada

 

 

Un aspecto que hay que atender con especial cuidado es la contaminación cruzada entre alimentos con y sin gluten y los elementos de cocina que se utilizan. Hay alimentos que no tienen TACC en los ingredientes pero pueden haberse elaborado y/o envasado en líneas de producción donde hay productos que sí tienen gluten, y generarse contaminación cruzada. En los productos que se compran a granel es necesario prestar atención: los cereales, las especias, las harinas, que se compran por cantidad, pueden contaminarse con otros productos que contengan gluten. Y las harinas de maíz y de arroz pueden haber sido procesadas en molinos donde también se hizo la molienda del trigo o de la avena. La misma atención hay que tener en el hogar al ubicar los alimentos en las alacenas y no usar los mismos utensillos al cocinar diferentes menúes.








El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta a hombres y mujeres. Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales 40 afectan a la zona genital y/o anal, y se dividen en dos grandes grupos:

-Los VPH “de bajo riesgo oncogénico”, que generalmente se asocian a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado.

-Los VPH “de alto riesgo oncogénico” son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18. También pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer.

El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello de útero en la mujer. Los demás tipos de cánceres relacionados con el VPH (pene, ano) son menos usuales. Los varones tienen la misma capacidad de contagio que una mujer. El virus se transmite por contacto sexual.