Get Adobe Flash player

Nueva tecnología

 

Nueva tecnología para una mejor calidad de vida del paciente con diabetes


PROGRAMA MOTIVIA. El Programa Motivia incorporó un servicio adicional destinado al autocuidado, la educación y la motivación de los afiliados con diabetes a través de un sistema de seguimiento automatizado y a distancia.

 

La Obra Social del Personal de Luz y Fuerza de Córdoba (OSPLYFC) presentó un servicio adicional del Programa Motivia. Se trata de una plataforma automática para el seguimiento de pacientes diabéticos que apunta al autocuidado, la educación y la motivación de los afiliados, para lograr una mejor adherencia terapéutica. “Es una plataforma tecnológica inteligente que trabaja de manera automática. Sin intervención de gente le damos actividades a


los pacientes diabéticos del Motivia”, dijo Rodrigo Ortiz, Gerente General de Blooma, la empresa encargada del desarrollo del sistema junto a LamMovil. La Obra Social es la primera a nivel provincial y nacional que implementa este tipo de servicio.

 

El programa dura seis meses y es de carácter gratuito. El 1° de junio se puso en marcha el proceso de reclutamiento. Es opcional y depende de la voluntad de participar de cada paciente. Está previsto incluir a 800 afiliados con diabetes que hoy están en el Programa Motivia de Luz y Fuerza. Durante las dos primeras semanas se hará el reclutamiento de manera telefónica y personal, y los pacientes podrán registrarse y poner en funcionamiento el protocolo de actividades.

 

¿Cómo funciona?

 

El nuevo servicio consiste en un protocolo de seis meses de duración en el que cada uno de los pacientes diabéticos del Programa Motivia realizarán diferentes actividades enfocadas en la educación, la motivación y el autocuidado. A los afiliados se les envía a su correo electrónico o a la aplicación MoviHeatlh, contenidos educativos y recreativos acordes a su estado de salud. Los módulos de contenidos con los que se trabajará son: medicamentos, glucosa en sangre, ejercicio, alimentación y cuidado de los pies.

 

El objetivo general del servicio es mejorar la adherencia terapéutica. Un paciente educado, que conoce su enfermedad, las consecuencias de no cuidarse, el tipo de alimentación, va a tener una mejor adherencia que aquel que desconoce la diabetes. “Hay muchas cosas que los pacientes saben y hay muchas otras que no. Esto se engloba dentro del término médico de adherencia terapéutica, que quiere decir qué tanto un paciente es capaz de seguir los lineamientos que le plantea su propia enfermedad crónica. Un paciente con buena adherencia se pone insulina cuando lo tiene que hacer, come lo que tiene que comer, y se cuida como debe hacerlo. Apuntamos a educarlo y capacitarlo”, dijo Rodrigo Ortiz.


 

“¿Qué tanto un paciente es capaz de seguir los lineamientos que le plantea

su enfermedad crónica? Un paciente con buena adherencia se pone insulina

cuando lo tiene que hacer, come lo que tiene que comer y se cuida.

Apuntamos a educar y capacitar”

 



“Es complicado ser paciente crónico porque es aceptar una enfermedad para toda la vida. Entonces sí o sí hay que aprender a vivir con la enfermedad de la mejor forma posible. Buscamos que el paciente crónico tenga la mejor calidad de vida posible”, explicó el directivo.

 

A los pacientes se les envía un cuestionario con hábitos alimenticios y trivias con opciones sobre diferentes temas para que conteste. Automáticamente la plataforma reconoce si la respuesta es correcta o incorrecta. Si es correcta va por un camino y si no lo es, va por otro. Lo que se busca es que la gente conozca lo más posible su enfermedad. También se le envían pequeños mensajes informativos al celular para motivarlo.

 

Pacientes motivados

 

“Con este programa vamos a saber cómo están llevando los afiliados la enfermedad más allá de los datos clínicos. Vamos a saber si están motivados o no, porque si no están motivados van a tener una mala calidad de vida”, dijo Ortiz.

 

Al comienzo y al final del protocolo se realiza un diagnóstico para conocer el estado de salud en que comenzó y cómo evolucionó. “Tratamos de que el paciente haga cosas que le hagan bien en su vida: salir a caminar, hacer ejercicio, tener apoyo de su familia. Lograr que la persona pueda aceptar su enfermedad y llevar la mejor calidad de vida posible a partir de estas actividades que promovemos. Un paciente motivado y capacitado mejora su adherencia y así mejoran todos sus valores e indicadores. Por ejemplo, el indicador de glucemia es muy probable que a lo largo de los seis meses, si la persona se capacita, mejore sensiblemente”, dijo el Gerente de Blooma.


El único requisito para acceder al programa es contar con una dirección de correo electrónico válida o tener la aplicación MoviHeatlh descargada en el teléfono. Si el paciente no cuenta con una dirección de email puede hacerlo a través de un familiar, de un cuidador o de una amistad, que le pueda ayudar a participar. Los contenidos educativos fueron desarrollados en forma exclusiva por Micromedex, una empresa que se dedica a generar material sobre distintas patologías con la garantía de que está hecho junto a profesionales expertos y de que el contenido está actualizado. De esta manera, cada vez que hay alguna novedad, se agrega al material educativo para distribuir entre los pacientes. Los contenidos son elaborados en un lenguaje amigable que incluye a toda la población de afiliados. Además, el servicio de software y el protocolo fueron diseñados por especialistas en enfermedades crónicas, e ingenieros en sistemas, a través de la tecnología Welli.









El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta a hombres y mujeres. Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales 40 afectan a la zona genital y/o anal, y se dividen en dos grandes grupos:

-Los VPH “de bajo riesgo oncogénico”, que generalmente se asocian a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado.

-Los VPH “de alto riesgo oncogénico” son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18. También pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer.

El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello de útero en la mujer. Los demás tipos de cánceres relacionados con el VPH (pene, ano) son menos usuales. Los varones tienen la misma capacidad de contagio que una mujer. El virus se transmite por contacto sexual.