Get Adobe Flash player

Editorial: Ser parte del bienestar

 

 

Llegamos a nuestra última edición del año de la revista Ser Solidario. Quiero agradecer especialmente a nuestros afiliados y decirles que vamos a seguir trabajando en el cuidado integral de la salud desde un enfoque preventivo. Agradezco especialmente a los profesionales, a todo el personal de nuestra institución, a los prestadores médicos y a los dirigentes y trabajadores de los tres sindicatos de Luz y Fuerza de la provincia de Córdoba y quiero expresarles mis mejores deseos de bienestar y fortaleza para este 2018.


Seguimos trabajando en una obra social moderna que incorpora tecnología año tras año y continúa con su programa en gestión de calidad, porque entendemos


que el cuidado y la asistencia médica se encuentran en constante cambio. Escuchando activamente a nuestros afiliados es cuando podemos darles respuestas a sus necesidades. P
or eso incorporamos este año a nuevos prestadores, creamos y ampliamos programas y también fortalecimos la calidad de la atención del personal de toda la obra social.


El conocimiento de las necesidades actuales y el servicio de gestión personalizada de la salud generaron programas que se han implementado paulatinamente. Destacamos el Programa de Prevención y Asesoramiento sobre Adicciones para los afiliados de la Obra Social. Este año también viajamos al interior de la provincia de Córdoba, nos acercamos a los trabajadores para brindarles talleres de asistencia y capacitación. También el Programa Projubileo, destinado a jubilados y a trabajadores próximos a jubilarse fue un espacio de encuentro y de disfrute. Los profesionales responsables de los talleres brindaron habilidades a los trabajadores para adaptarse a la jubilación de manera positiva.


La atención personalizada en la salud que se genera en el equipo del Programa Motivia es una muestra clara de acompañamiento preventivo y constante. Motivia recorre la provincia de Córdoba realizando campañas de screening a los trabajadores, sus familias y jubilados de la OSPLYFC. Los datos recogidos de los screenings se incluyen en un programa informático que permite calcular el riesgo de padecer un infarto o una hemorragia cerebral en los próximos diez años. El programa se sostiene en el tiempo y ha logrado prevenir enfermedades crónicas y riesgos para la salud de los trabajadores y sus familias.


Destaco estos programas porque valoramos mucho el acompañamiento de los profesionales hacia los afiliados, el seguimiento que realizan y la asistencia médica integral que promueven. Esto forma parte de nuestra iniciativa de educar en la salud y en el autocuidado de las personas; hay muchos programas más que se vienen trabajando con total compromiso y que seguirán el próximo año.


Hemos abierto la obra social también a la sociedad. Organizamos tareas solidarias junto a la Diócesis de Cruz del Eje, también propiciamos la capacitación de los compañeros para la salida laboral y la finalización de estudios secundarios de los trabajadores y sus familias. Creo que cumplimos una misión importante, tenemos una obra social diferente, moderna y actualizada que tiene una fuerte capacidad para seguir adelante con la responsabilidad de cuidar a todos sus afiliados.





El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta a hombres y mujeres. Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales 40 afectan a la zona genital y/o anal, y se dividen en dos grandes grupos:

-Los VPH “de bajo riesgo oncogénico”, que generalmente se asocian a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado.

-Los VPH “de alto riesgo oncogénico” son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18. También pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer.

El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello de útero en la mujer. Los demás tipos de cánceres relacionados con el VPH (pene, ano) son menos usuales. Los varones tienen la misma capacidad de contagio que una mujer. El virus se transmite por contacto sexual.