Get Adobe Flash player

PROGRAMA PROJUBILEO

A todo ritmo


En el taller de baile del Programa Projubileo, mujeres y hombres hacen del encuentro y la diversión, la mejor medicina.

 

Los lunes de 14:30 a 15:30 horas los afiliados que integran el Programa Projubileo asisten a la sede del Sindicato Luz y Fuerza de Córdoba y ponen a bailar el cuerpo. “En este taller la idea es que todos saquen el bailarín que tienen adentro. Se trabaja a nivel cardiovascular la resistencia aeróbica y a nivel social la desinhibición y la soltura. Se armó un grupo hermoso y cualquiera puede ingresar”, contó Ivana Brussa,


profesora de Educación Física, que dicta el taller. Asisten 25 personas y la mayoría son mujeres.

 

Es un espacio recreativo que estimula las funciones cognitivas a través del baile. Los ritmos caribeños son los que predominan: salsa, merengue, bachata, mambo, reguetón y también swing y rock and roll. “Es muy importante porque vuelven a ser jóvenes. Los estimula a todo nivel, porque más allá de lo físico, es muy importante la parte psicológica y emocional. Hay una energía muy linda”, dijo La Colo, como llaman a Ivana Brussa. Desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, el Secretario de Previsión Social, Daniel Tapia, dijo: “Que nos acordemos del adulto mayor, a través de este programa de la Obra Social, y que ellos puedan tener sus actividades es una bocanada de aire fresco”.

 

María Eva Gregorutti de Scarcella dijo que el taller le cambió “un cien por ciento la vida”. “Conocí gente maravillosa y amigos con los que nos reunimos a merendar, salimos de viaje, conversamos”, expresó. También asiste a yoga y a fotografía en el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba. Es pensionada y tiene seis hijos. “Tengo unos hijos maravillosos que me apoyan, que están felices porque me ven feliz y me ven bien y yo me veo bien”, dijo. Alberto Yacuzzi, jubilado de la Epec, contó: “Estoy disfrutando de la jubilación, que realmente es un jubileo por la forma en la que nos tratan en la Obra Social. Vivimos a pleno como si tuviéramos otra adolescencia. Me divierto y la paso genial con los compañeros”. “Muchas veces la gente recién jubilada se decae al ver que han cambiado las costumbres laborales que tenían y han pasado a actividades de ocio. Es muy importante lo que están haciendo. Brindamos toda la colaboración que podamos desde el gremio y la Secretaría de Previsión Social”, indicó Tapia.