Get Adobe Flash player

PROGRAMA PROJUBILEO

Nuevas oportunidades


Comenzó una nueva edición del Projubileo, el programa destinado a jubilados y a trabajadores próximos a jubilarse. El programa pone el acento en las nuevas oportunidades para esta nueva etapa en la vida de los adultos mayores.

 

En 2017 tenemos las mejores expectativas”, dijo el psicólogo Ricardo Iacub, coordinador de Projubileo, en la bienvenida a los nuevos participantes que se sumaron este año al programa de acompañamiento de la jubilación. La apertura se realizó el 20 de abril en el Yrigoyen 111 Hotel de la ciudad de Córdoba. Contó con la participación de 60 personas entre las que hubo autoridades de los sindicatos de Luz y


Fuerza de Córdoba y de Río Cuarto, de la Obra Social, los nuevos integrantes del Programa y otros que asisten desde hace varios años. En esta nueva edición son más de 40 los afiliados que se suman. La Profesora en Educación Física, Evelina Di Nápoli, es la coordinadora por parte de la Obra Social.

 

“Es importante saber que esta es una de las únicas medidas preventivas para las enfermedades psicológicas y físicas producidas después de la jubilación. Hay personas que se vienen abajo después de jubilarse y tenemos que llegar a ellos. La jubilación puede ser una política maravillosa en la medida en que se pueda disfrutar y aprovechar. Para todo esto hace falta saber cómo posicionarse, porque a lo largo de la vida nos enseñaron a trabajar, a estudiar, a hacer cosas obligadas y cuando nos dan libertad muchas veces no tenemos idea de cómo hacer para manejarnos con ella”, dijo Iacub.

 

Una de las características que definen al Projubileo es “proporcionar habilidades a los trabajadores que van a jubilarse para adaptarse al momento de la jubilación de una manera positiva, proveyendo de nuevas capacidades y estrategias, y reduciendo o eliminando los estereotipos negativos asociados a la jubilación y a la vejez”. Para dar cuenta de esto, en la apertura, algunos afiliados compartieron su experiencia.

 

“Es un Programa original y único que intenta darle al futuro trabajador pasivo las herramientas para adecuarse a una sociedad a la que no está acostumbrado. Es un individuo pasivo desde lo administrativo. Desde el punto de vista de la prevención es integral al cuerpo humano: al espíritu, a su estado intelectual y físico. La única forma de cuidar eso es buscar actividades que tengan al cerebro en funcionamiento y al cuerpo en movimiento”, dijo Jaime Mazal, Director de los Programas Preventivos de la Obra Social.

 

Otro de los objetivos del Programa es ser un espacio de encuentro y promoción del bienestar psicológico, físico y social del participante. Durante el año se desarrollan encuentros temáticos y talleres de baile, de memoria y de computación. “Hoy es una oportunidad. La jubilación implica tener mucho tiempo libre. A veces la familia no va a estar para todo y uno termina con cierta desazón o enojo. Hacen falta grupos, amigos y nuevos espacios donde la persona pueda recrearse para pasarla bien”, expresó el coordinador.